Consejos para prevenir el Alzheimer

Consejos para prevenir el Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa, es decir, que afecta gradualmente a nuestro cerebro y su capacidad de cognición, así como a las células del sistema nervioso central, impidiendo que los procesos cognitivos se desarrollen correctamente.

Los principales síntomas y deterioro del Alzheimer son:

  • Pérdida de memoria a corto plazo
  • Pérdida de memoria a largo plazo
  • Capacidad de razonamiento alterada
  • Desorientación
  • Dificultad para comunicarse
  • Deterioro en la capacidad de movimiento
  • Alteración del carácter

Hay varios factores de riesgo que pueden dar lugar a la aparición de esta enfermedad, pero no existe una causa concreta a la que culpar de su aparición. Los principales son:

  • Genética: Hay algunos genes implicados en la aparición del Alzheimer y, por lo tanto, la probabilidad de que aparezca en familiares directos de la persona enferma es de entre dos a cuatro veces mayor.
  • Edad: El riesgo aumenta exponencialmente con la edad.
  • Aprendizaje: La ejercitación y estimulación de la mente durante la vida de una persona puede retrasar la aparición de la enfermedad.
  • Alimentación: Una dieta inadecuada está relacionada con un mayor riesgo de sufrirla.
  • Accidentes: Haber sufrido traumatismos craneales.

¿Cómo prevenir el Alzheimer?

Hay factores de riesgo que no pueden prevenirse, tales como la edad o la genética, pero sí podemos buscar fórmulas para evitar el resto de factores y retrasar la aparición de la enfermedad o incluso prevenirla completamente. Te damos algunas claves:

Una buena alimentación

Una dieta saludable es mucho más importante de lo que pensamos para llegar a la vejez tanto física como psíquicamente. Hay dietas especialmente pensadas para prevenir el Alzheimer, pero si en nuestra alimentación controlamos las grasas saturadas, los alimentos refinados y las carnes rojas, estaremos en el buen camino.

Actividad física

El ejercicio físico es fundamental, no solo para la mejor conservación del cuerpo y la prevención de su envejecimiento, sino también para la prevención de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Actividad mental

Las actividades cognitivas hacen que nuestro cerebro trabaje y no se ‘oxide’. Los expertos recomiendan este tipo de actividades para la prevención de enfermedades neurodegenerativas, por ejemplo: leer a menudo, estudiar una materia, tocar un instrumento, practicar con juegos intelectuales, socializarse, etc.

En definitiva, prevenir el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas puede lograrse llevando una vida saludable y activa, tanto física como psicológicamente.
2018-05-08T08:13:31+00:00