Consejos en Verano para Personas Mayores

por | Jun 18, 2024 | Noticias

El verano trae consigo días largos y cálidos que muchos disfrutan, pero también puede suponer riesgos adicionales para las personas mayores. Es crucial tomar medidas para asegurar que nuestros mayores se mantengan saludables y cómodos durante esta estación. Aquí te presentamos algunos consejos esenciales que pueden marcar la diferencia.

Hidratación Constante

La hidratación es vital en cualquier época del año, pero durante el verano se vuelve aún más importante. Las personas mayores son especialmente vulnerables a la deshidratación porque con la edad, la sensación de sed disminuye.

Consejos para mantener una hidratación adecuada:

  • Beber suficiente agua: Es recomendable consumir al menos 8 vasos de agua al día. Ten siempre una botella de agua a mano.
  • Alimentos ricos en agua: Incorpora en la dieta frutas y verduras con alto contenido de agua como sandía, melón, pepino y naranjas.
  • Evita bebidas deshidratantes: Limita el consumo de café, té y alcohol, ya que pueden aumentar la pérdida de líquidos.

Mantener una buena hidratación ayuda a regular la temperatura corporal y mantener las funciones corporales óptimas.

Protección Solar

La piel de las personas mayores es más delgada y sensible, lo que aumenta el riesgo de daños solares y cáncer de piel. Protegerse adecuadamente del sol es esencial para evitar quemaduras y otros problemas dermatológicos.

Consejos para una protección solar efectiva:

  • Uso de protector solar: Es esencial utilizar un protector solar con un alto factor de protección (FPS 30 o superior) que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB.
  • Ropa protectora: Utiliza ropa ligera y de colores claros que cubra la mayor parte del cuerpo. Los tejidos de algodón y lino son excelentes opciones.
  • Accesorios protectores: Usa sombreros de ala ancha para proteger la cara y el cuello, y gafas de sol que bloqueen los rayos UVA y UVB.

Adoptar estas medidas no solo protege la piel, sino que también previene golpes de calor y reduce el riesgo de cáncer de piel.

Vestimenta Adecuada

La ropa que usamos puede influir significativamente en cómo nos sentimos durante el verano. Para las personas mayores, elegir prendas adecuadas puede ayudar a mantener una temperatura corporal confortable y prevenir problemas relacionados con el calor.

Recomendaciones para una vestimenta adecuada:

  • Tejidos ligeros y transpirables: Opta por prendas de algodón o lino, que permiten una mejor circulación del aire.
  • Ropa holgada: Las prendas sueltas no solo son más cómodas sino que también ayudan a mantener la piel fresca.
  • Colores claros: Los colores claros reflejan la luz solar y absorben menos calor que los oscuros.

Además de comodidad, una vestimenta adecuada puede prevenir el sobrecalentamiento y la irritación de la piel.

Evita las Horas de Mayor Calor

Las temperaturas suelen ser más altas entre las 10:00h y las 16:00h, y durante estas horas es cuando las temperaturas alcanzan su punto máximo. Para las personas mayores, evitar la exposición directa al sol en estos momentos es crucial para prevenir golpes de calor y deshidratación.

Consejos para evitar el calor extremo:

  • Actividades al aire libre en horas frescas: Programa paseos y actividades al aire libre temprano en la mañana o al final de la tarde.
  • Permanecer en interiores: Durante las horas de mayor calor, permanece en lugares frescos y con sombra. El aire acondicionado es una excelente opción para mantener un ambiente confortable.
  • Refrigeración adicional: Usa ventiladores y otras medidas de refrigeración para mantener la temperatura interior agradable.

Tomar estas precauciones puede ayudar a evitar el agotamiento por calor y otros problemas de salud relacionados con altas temperaturas.

Alimentación Ligera y Saludable

Una alimentación adecuada es esencial para mantener la salud y el bienestar durante el verano. Los alimentos ligeros y frescos no solo son más fáciles de digerir, sino que también ayudan a mantenernos hidratados y con energía.

Sugerencias para una dieta saludable de verano:

  • Comidas frescas: Incorpora ensaladas, frutas y verduras en cada comida. Alimentos como tomates, pepinos y lechugas son excelentes opciones.
  • Evita comidas pesadas y calientes: Las comidas ricas en grasas y muy condimentadas pueden aumentar la sensación de calor y malestar.

Una dieta equilibrada y adecuada no solo favorece la digestión, sino que también proporciona los nutrientes necesarios para mantener el cuerpo funcionando de manera óptima.

Centro de Día Abastos: El Mejor Centro de Día para personas mayores

En el Centro de Día Abastos, sabemos lo importante que es mantener a las personas mayores activas y cuidadas durante todo el año, y el verano no es una excepción. Seguimos comprometidos con el bienestar de nuestros usuarios y continuamos abiertos en agosto para ofrecerles todo nuestro apoyo. Con estos consejos, nuestros mayores disfrutan de un verano seguro y agradable, siempre bien cuidados.

Artículos relacionados

× ¿Te puedo ayudar?
Ir al contenido